El vino y el ocio nocturno

Ya no nos sorprendemos de la variedad de licores que podemos encontrar en todos los establecimientos de ocio nocturno. En locales de copas y discotecas disponemos de una barra muy bien surtida con multitud de ginebras, rones y whiskys, pero en ninguno o muy pocos te ofrecen poder pedir una copa de buen vino. Es un problema de mercado, oferta y demanda, desgraciadamente la juventud española no tiene cultura enológica, no le interesa el vino, creen que es una bebida para personas mayores y de eso la culpa la tenemos todos los que nos movemos alrededor de la enología. Debemos transmitir los valores y fomentar el consumo responsable de un producto saludable como es el vino.

El consumo del vino en España no deja de caer año tras año, hay quien lo achacara a la crisis o a los controles de alcoholemia, pero el hecho es que no lo ponemos fácil. En casi ningún local de ocio nocturno se puede consumir una copa de vino como se hace frecuentemente en Norteamérica o en el Reino Unido. El conocimiento del vino no se adquiere en casa, hay que salir y probar. El reto es hacer que el vino sea algo divertido, fomentando eventos nocturnos donde se ofrezca, ya hay algunos actos en esta línea, los bodegueros lo están entendiendo pero aún falta complicidad por parte de los empresarios del ocio nocturno y de los hosteleros. La cultura del vino hay que entenderla para disfrutarla y es un mundo rico y complejo que hay que explicar. Hay pocas cosas más gratificantes que disfrutar de un momento relajado, en buena compañía y con una copa de vino.

Leer más